Prevención de violencias contra las mujeres y acceso a justicia

Creemos que la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas se pueden reducir desafiando las creencias, actitudes y prácticas que conducen a la desigualdad de género. Foto: Oxfam en Honduras

Alrededor del mundo, la violencia contra las mujeres y niñas es una problemática multidimensional que se presenta en niveles alarmantes. Vencer esta epidemia conlleva grandes gastos económicos y sociales; asimismo, su abordaje exige de políticas públicas y acciones integrales no solo para prevenirla, sino también erradicarla.

La violencia y, su expresión más grave, los femicidios son un grave impedimento para alcanzar la justicia social y el desarrollo, así como para luchar contra la pobreza. Por un lado, en Honduras, en los últimos 8 años se han consumado más de 3962 femicidios, siendo el año 2016 el más mortífero para sus ciudadanas. Estos datos se traducen en que una mujer es asesinada cada 17 horas en este país.

Pesa a los avances que el Estado de Honduras ha logrado en la aprobación de leyes y en la suscripción de tratados y convenios internacionales para erradicar las diferentes formas de violencia contra mujeres y niñas, redunda una débil implementación y fondos insuficientes para una aplicación efectiva en materia de prevención. Es así que las muertes violentas de mujeres se han agudizado y en más del 95% de los casos no se aplica ningún tipo de condena.

Por otra parte, el 27% de las hondureñas aseguran haber sufrido violencia física en algún momento de su vida. A nivel nacional, los principales delitos contra las mujeres que más se denuncian son la violencia doméstica, la violencia intrafamiliar y la violación sexual. El impacto de las violencias en la vida de las mujeres es uno de los mayores obstáculos para su empoderamiento y desarrollo. Sumado a esto, la posición desigual de las mujeres dentro de la sociedad significa que tienen menos oportunidades de acceso a protección y a la justicia.

Nuestra contribución

Oxfam en Honduras trabaja con hombres, mujeres, adolescentes, niñas y niños, redefiniendo los conceptos tradicionales de masculinidad y cambiando las relaciones desiguales de poder entre mujeres y hombres. A través del Programa Iguales avanzamos en la promoción de la justicia de género y una ciudadanía activa por los derechos de las mujeres en el país.

Con el fin de lograr estas transformaciones, Oxfam también involucra a comunicadores/as sociales, medios de comunicación, universidades y el sector de la justicia para aumentar el apoyo social para el cambio, principalmente facilitando el conocimiento, el intercambio de información y el uso de oportunidades para participar en el cabildeo y / o informes sobre desigualdad de género y violencia contra las mujeres.

El Programa Iguales contribuye a que las acciones y demandas de las organizaciones de derechos de las mujeres incidan directamente en las distintas problemáticas que condicionan y afectan la vida de las mujeres. Asimismo, promueve la participación de las mujeres tanto en plataformas de la sociedad civil y mesas de diálogo entre grupos étnicos y sociales, como para llevar a cabo campañas de incidencia política y de sensibilización social.

A través del esfuerzo conjunto y la colaboración con redes de mujeres y organizaciones feministas, Oxfam apoya a sus copartes a fortalecer el trabajo de veeduría social y de influencia dirigido a las instituciones y actores del gobierno local y nacional para la creación de políticas que garanticen el cumplimiento de los derechos de las mujeres a la vida, seguridad y acceso a justicia.   
 

Enlace permanente: https://oxf.am/2FMSJgI