Red de casas refugio y Oxfam promueven mecanismos de protección a mujeres en condiciones de alto riesgo

Viernes, 23 Febrero, 2018
Foro: Ley de Refugios como parte del sistema de protección a mujeres en condiciones de alto riesgo. Foto: Karen Arita / Oxfam en Honduras

La Red de Casas Refugio, el Movimiento de Mujeres por la Paz "Visitación Padilla" y Oxfam en Honduras llevaron a cabo en Choluteca el foro “Ley de Refugios como parte del sistema de protección a mujeres en condiciones de alto riesgo”, con el objetivo de brindar un panorama más claro sobre el contexto actual de violencia que enfrentan las mujeres y a fin de impulsar el diseño de medidas y una política pública dirigida a mejorar la prevención, atención, protección y reparación del daño a mujeres víctimas de violencia y sus hijas e hijos.

La iniciativa, desarrollada en el marco del Programa Eurojusticia de la Unión Europea, convocó a diferentes representantes del Gobierno Municipal de Choluteca, la Policía Nacional, el Ministerio Público y el Poder Judicial. Durante el encuentro, la Red de Casas Refugio presentó las necesidades e importancia de institucionalizar mecanismos ágiles, oportunos y participativos que se articulen con medidas administrativas y políticas de atención para proteger la vida y dignidad de las víctimas de violencia.

“Los refugios han sido y siguen siendo espacios fundamentales no solo para prevenir casos de violencia, sino para prevenir los femicidios, principalmente. Además, los refugios permiten que las mujeres sobrevivientes de violencia transiten hacia una vida independiente”, señaló Ana Cruz, directora de la Asociación Calidad de Vida.

Según datos del Observatorio Nacional de la Violencia, entre 2005 a 2017 se registraron 5,168 muertes violentas de mujeres en Honduras. Durante este periodo se refleja un incremento sostenido de 263.42% de casos.

Cruz subrayó que en el país solo existen siete refugios y que éstos no son suficientes, pues una de cada tres mujeres vive en situaciones de violencia, “en muchas ocasiones, luego de presentar una denuncia, las mujeres regresan a sus hogares y están nuevamente expuestas a ser agredidas por sus victimarios. Un gran número de mujeres desconoce la existencia de estos hogares de protección por el hecho de que hay poca o nula coordinación consistente con operadores de justicia para tomar las medidas adecuadas de protección para las víctimas”.

Entre las usuarias de las casas refugio se encuentran mayoritariamente víctimas de violencia doméstica. Esta situación se refleja también en los datos recopilados por el Juzgados de Paz y de Letras, donde se registró un incremento de 390.51% denuncias de violencia doméstica durante el periodo de 2008 a 2015. Penosamente, el 54% de estas denuncias caducaron antes de tener resolución por parte de instancias operadoras de justicia.

Por su parte, la Red de Casas Refugio ha desarrollado protocolos de seguridad para el ingreso y traslado de las mujeres violentadas, a quienes se les solicita no vulneren la confidencialidad de ubicación de los lugares por su seguridad y por quienes laboran en los mismos. Asimismo, los centros brindan asistencia psicológica, social y legal; terapias y acompañamiento educativo para niñez y adolescentes; y, terapia ocupacional y procesos de empoderamiento en derechos humanos para las mujeres.

En cuanto al anteproyecto de Ley de Casas Refugios, la Red manifiesta una urgencia para que el Estado de Honduras apruebe e implemente dicha propuesta a modo que estos centros cuenten con los mecanismos de protección y seguridad que compete al Estado brindar como garante de los derechos humanos, entre ellos el de la vida.

Adicionalmente, la propuesta enmarca una demanda para contar con una normativa presupuestaria suficiente y constante que garantice los recursos necesarios de manutención de las mujeres que se encuentran en los refugios a fin de preservar sus vidas. Del mismo modo, propone la instalación de una Comisión Especial Coordinadora integrada por organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, el Instituto Nacional de la Mujer (INAM), la Secretaría de Derechos Humanos, las Oficinas Municipales de la Mujer y la Fiscalía de la Mujer.

La Red de Casas Refugio indica que es necesario establecer una coordinación efectiva y expedita entre las casas refugio, la Policía Nacional, el sistema judicial, el Ministerio Público y otras instituciones relacionadas para brindar una atención integral en materia de protección, donde los operadores de justicia sean parte vinculante en este proceso.

Con el acompañamiento técnico de Oxfam en Honduras, la Red de Casas Refugio implementa un modelo integral de atención para mujeres víctimas de violencia y en prevención de femicidios en los centros de acogida. La red está integrada por organizaciones de mujeres y feministas, entre ellas la Asociación Calidad de Vida, la Organización Intibucana de Mujeres “Las Hormigas”, el Centro de Atención Integral de la Mujer (CAIM), la Asociación de Mujeres Defensoras de la Vida (AMDV), la Fundación Casa Hogar Santa Rosa y las Oficinas Municipales de la Mujer de San Pedro Sula, Puerto Cortés y La Ceiba.

Contacto: 

Karen Arita en Tegucigalpa, Honduras: karen.arita@oxfam.org | (+504) 2239-2120 o 2235-5688