Principios y valores

Queremos que las mujeres y niñas en situación de vulnerabilidad puedan ejercer sus derechos y vivir libres de violencia. Foto: Karen Arita / Oxfam en Honduras

Nuestros principios y valores, basados en nuestro enfoque de derechos, están reflejados en todas las directrices, políticas y acuerdos de trabajo formales e informales que rigen nuestro trabajo como confederación y con nuestras organizaciones socias y personas beneficiarias.

Enfoque basado en Derechos Humanos

Creemos que el respeto a los derechos humanos puede ayudar a combatir la pobreza y la injusticia, a reafirmar la dignidad de aquéllos que viven en esta situación y a garantizar el desarrollo sostenible. Cuando hablamos de un enfoque basado en los derechos, nos referimos a esto.

Oxfam tiene el propósito de hacer efectivos cinco derechos fundamentales de las personas: el derecho a la vida y a la seguridad; a unos medios de vida sostenibles; a servicios sociales básicos; a ser escuchados/as; y, a la propia identidad.

Centralidad de los derechos de la mujer

La discriminación sistemática de las mujeres y las niñas es a la vez causa y consecuencia de la desigualdad que genera la pobreza. Trabajamos para hacer oír sus voces y exigir justicia, y para garantizar su liderazgo en sus comunidades.

Nuestro objetivo es conseguir que más mujeres que viven en situación de pobreza y exclusión reclamen y defiendan sus derechos a través de una mayor participación y liderazgo en espacios públicos y privados. Con ellos conseguiremos que la violencia de género sea mucho menos generalizada y aceptada en la sociedad.

Para ello, es necesario mejorar la legislación y las políticas; pero esta acción sola no es suficiente. Queremos lograr un cambio sostenible en las actitudes, creencias y prácticas que determinan las relaciones de poder basadas en el género para promover los derechos de las mujeres y la justicia de género.

Enfoque sobre poder y desigualdad

Oxfam cree que el desarrollo es una cuestión de poder y de su redistribución gradual entre quienes "tienen el poder" y quienes "no lo tienen". Esta situación impacta en las estructuras más enraizadas de la sociedad, de la política y de la economía.

También creemos que la interacción entre una ciudadanía activa y un gobierno responsable y transparente es fundamental para el desarrollo humano. Ante ello, el trabajo de Oxfam se centra primordialmente en la ciudadanía activa, desarrollando su capacidad organizativa con un especial énfasis en el liderazgo de las mujeres y jóvenes y en su capacidad de cambiar las políticas y prácticas que afectan las vidas y los derechos.

Promovemos la ciudadanía activa como base de la reivindicación de una vida más digna; donde más mujeres, jóvenes y personas en general que viven en situación de pobreza y exclusión puedan ejercer sus derechos civiles y políticos. Para conseguirlo, colaboramos con socios y aliados y exigimos a gobiernos y empresas una mayor responsabilidad en la observancia del respeto a los derechos de las personas. Aspiramos a contribuir en la construcción de una ciudadanía sensible, informada y activa, que reaccione ante las injusticias y que tenga un rol activo en los procesos de transformación social local y global.

Trabajar a través de organizaciones socias

Para Oxfam, las relaciones de partenariado constituyen la piedra angular de nuestra percepción del mundo y de cómo impulsar un cambio. Aspiramos a tener un impacto positivo, significativo y sostenido en la lucha contra la pobreza global y la injusticia, y creemos que solo podremos lograrlo a través de un esfuerzo colectivo que aúne a diversos actores. En general, trabajamos con organizaciones comunitarias y no gubernamentales locales y nacionales para llevar a cabo programas dirigidos a satisfacer las necesidades y aspiraciones de las personas beneficiarias.

Confiamos en que, a través de nuestros principios de asociación, nuestros estándares operativos para programas y nuestra política de evaluación de programas, queden patentes –y podamos rendir cuentas en conformidad– los diversos tipos de relaciones con distintas organizaciones socias a los que aspiramos, así como el cambio positivo que esperamos lograr. Todo nuestro trabajo, tanto de desarrollo a largo plazo como de respuesta humanitaria, prevención de desastres, campañas e incidencia política, está basado en estos principios.

Principios humanitarios

En todo nuestro trabajo aspiramos a defender los principios humanitarios de humanidad (responder a las necesidades), independencia e imparcialidad. Defendemos y respetamos estos principios cuando proporcionamos ayuda a la población civil. Oxfam es signataria y rinde cuentas conforme al Código de Conducta de la Cruz Roja Internacional y el Movimiento de la Medialuna Roja y las normas Esfera para respuestas humanitarias.

Enlace permanente: https://oxf.am/2DsOmFH