OXFAM rechaza reforma a artículo 67 que prohíbe y penaliza aborto en Honduras

Jueves, 21 Enero, 2021
Legalizar no es obligar. Decidir es un derecho.

Ante la propuesta de reforma al artículo 67 de la Constitución de la Republica para prohibir y penalizar el aborto, Oxfam en Honduras se pronuncia de la siguiente manera:

El Estado hondureño debe asegurar medidas efectivas para respetar, proteger y hacer efectivos los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, tal como se ha señalado permanentemente en los exámenes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y del Sistema de las Naciones Unidas.

Honduras es uno de los países de América Latina que no implementa de manera efectiva políticas que resguarden los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, lo cual incide en un grave problema de embarazo en niñas y adolescentes, que a su vez son obligadas a partos que ponen en riesgo sus vidas y su salud emocional; una de cada cuatro niñas ha estado embarazada al menos una vez antes de cumplir los 19 años en Honduras.

Muchos de estos embarazos no deseados o impuestos tienen una relación directa con la violencia y abuso sexual. En la mayoría de los casos, las víctimas no denuncian por temor ante sus abusadores y la ausencia de un sistema judicial que dé respuesta con base en la normativa internacional de derechos humanos de las mujeres, generando desconfianza para la denuncia.

Las organizaciones de mujeres en Honduras constantemente y durante décadas han reclamado tomar medidas efectivas para garantizar los derechos de las mujeres. En un momento de crisis económica y sanitaria, las medidas que el Estado debería aprobar deben garantizar el respeto a los derechos de las personas y fundamentalmente mujeres y niñas, antes que violentar una vez más sus derechos con una propuesta de ley que ha sido aprobada en el Congreso Nacional, en donde una vez más Honduras da pasos atrás.

Continuar criminalizando a las mujeres, sin considerar su derecho a decidir sobre sus cuerpos, transgrede los estándares internacionales, respecto al acceso a los servicios de aborto seguro y legal, en donde debería asegurarse, al menos, en casos de violación o incesto, cuando la vida y/o la salud de las mujeres embarazadas estén en riesgo y en casos de malformación fetal grave.

Según la OMS, la práctica de abortos inseguros es una de las principales causas de mortalidad materna en el mundo. La penalización del aborto no modifica la voluntad de las mujeres que no desean continuar con una gestación. La persecución penal sólo las empuja a la clandestinidad. Esta reforma colocará a miles de mujeres –sobre todo mujeres viviendo en condiciones de pobreza y enfrentando situaciones de violencia– en una situación de grave riesgo para su salud y sus vidas.

Oxfam en Honduras se suma a la demanda por la despenalización del aborto, que deriva en la necesidad de adopción de compromisos por parte de los Estados para asegurar normativas y servicios públicos de calidad que garanticen el acceso legal, seguro y gratuito de las mujeres.

Contacto: 

Karen Arita Ramos | (+504) 3373-5772 karen.arita@oxfam.org